Pulsa para ver la página de mis amigos Pulsa para ver la página de mis amigos
2
 
Aula Elda
 
 
CALENDARIO Y FECHAS DE EXÁMENES
 
ADMISIÓN Y MATRÍCULA
CONVOCATORIA DE PLAZAS TUTOR
 
Librería
 
BOLSA DE EMPLEO COIE
 
 
 
 
Inicio

La UNED en Elda: 25 años educando.
De Antonio Melgarejo Coloma.

A Reme Guillén Poveda, maestra y amiga.

La Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) en Elda ha cumplido 25 años en septiembre de 2006. La celebración de este acontecimiento supone, sobre todo, el reconocimiento a una tarea educativa en nuestra ciudad y en la comarca que ha facilitado el acceso a los estudios superiores a miles de personas que por diferentes circunstancias no pudieron realizarlos en su momento. Es hora de hacer balance.

Origen de la UNED en Elda

El origen de la UNED debemos buscarlo en su misma esencia: la idea y el proyecto impulsor de lograr el objetivo de universalizar la enseñanza en sus niveles superiores, adecuándose a las singularidades y situaciones propias de cada persona que desea aumentar su formación y sus posibilidades de inserción profesional o completar su formación intelectual.

Sobre esta idea, se cimentó el proyecto de la UNED; no en vano está recogida de manera expresa tanto en la Declaración Universal de los Derechos Humanos como en la Constitución Española de 1978, y coinciden en su expresión: la educación se concibe como un derecho universal y como un vehículo para el pleno desarrollo de la personalidad humana y su dignidad.

En una sociedad como la nuestra, muchas personas no han podido continuar sus estudios por diferentes circunstancias: laborales, discapacidad, económicas u otras. Es por ello que la UNED ha venido a facilitar el inicio o la continuación de sus estudios superiores, a acercar la institución universitaria a la población. De ahí el origen de la UNED en 1972, reflejando en España el modelo de la Open University británica.

La UNED, dentro de una política de descentralización, crea sus diferentes Centros Asociados en las distintas provincias, en Centros Penitenciarios, Correos o Embajadas. En este marco se creó en 1976 el Centro Regional de la UNED de Elche (ahora Centro Asociado), que comenzó a ofrecer estudios superiores a todas aquellas personas que, por los motivos antes aportados, no habían podido continuar sus estudios. Se incluyó una novedad, el Curso de Acceso a la Universidad para mayores de 25 años, una oportunidad para aquellas personas que careciendo de los estudios que facilitan el acceso a una carrera universitaria, mediante la superación de ese curso podrían acceder a estudios superiores. Desde el Centro Asociado de Elche se comienza a realizar una oferta educativa a nuestra población.

Coordinadores e historia de la UNED en Elda

La responsabilidad de Coordinador de Centro ha recaído hasta la fecha en cinco profesores: Salvador Pavía Pavía, Luis Esteve Ibáñez, Luis García Navajas, Félix de Mena del Corral y Pedro Civera Coloma. A ellos se debe en gran medida lo que ha sido, es y será la UNED en Elda.

La apertura del curso 2006/2007 fue el momento para reconocer el trabajo de los diferentes coordinadores que ha tenido la UNED en Elda. Tres de ellos aparecen en la imagen con sus diplomas junto a las autoridades. El acto estuvo presidido por Mercedes Boixareu, vicerrectora primera de la UNED.


Salvador Pavía Pavía (1981-1984). Para favorecer el acercamiento de la comunidad educativa universitaria a la población, el Centro Asociado de la UNED de Elche se planteó descentralizar parte de sus servicios en su área de influencia a diferentes localidades como Cartagena, Alcoy, Benidorm y Elda, mediante la creación de Subcentros (hoy denominados Extensiones) dependientes directos del Centro de Elche. Fue el director de la UNED de Elche en 1980, Manuel Rodríguez Maciá, quien encomendó la tarea de iniciar los trámites de la creación de la extensión de Elda a Salvador Pavía, profesor del Instituto Azorín. Es Salvador quien entra en contacto con el Ayuntamiento, más en concreto con el concejal de Educación en ese momento, Fernando Belmonte, que puso su empeño en que fructificara la idea de crear un centro en nuestra localidad; y posteriormente, con José Luis Durán, que retomó el impulso necesario para su continuidad. El Ayuntamiento de Elda se hizo cargo de la financiación de todos los gastos de mantenimiento, mobiliario, secretaría, profesorado e incluso los gastos originados para la creación de una mínima biblioteca universitaria para el centro. Un presupuesto de 2 millones de pesetas fue aprobado por la Corporación Municipal para el curso 1981/1982, que supuso el inicio académico de la UNED en Elda con el desarrollo del Curso de Acceso a la Universidad para mayores de 25 años y el servicio de matriculación en carreras universitarias de la UNED.

El primer coordinador de la Extensión fue, por tanto, Salvador Pavía, y su primera ubicación fue en el colegio de las Hermanas Carmelitas, sito en la Calle San Roque, ubicación efímera ya que sólo se dio clase en el curso 1981/1982, puesto que se compartía edificio y horarios con la Escuela Comarcal de Música, lo que en alguna ocasión motivaba la interrupción de alguna clase. Esta preocupación motivó el traslado de la sede a los bajos del edificio San Cristóbal (actual sede del CEFIRE) donde permaneció hasta 1990. El año 1982 se inició con un gran proyecto: la impartición de carreras universitarias en Elda y Pavía, previa consulta con el profesorado de la UNED y tras realizar varios sondeos de opinión sobre la conveniencia o no de comenzar a impartir carreras universitarias en este centro, inició los trámites para la implantación de las carreras universitarias más demandadas en ese momento, como eran Derecho, Geografía e Historia, Psicología, Ciencias Económicas y Empresariales y Filología (sólo hasta abril de 1983), no sin algunas reticencias por parte del Centro Asociado de Elche. En el curso académico 1982/1983, se iniciaron las clases de todas estas carreras en su primer curso, y ello supuso un gran paso en el crecimiento de la UNED. Este proyecto había levantado mucha ilusión en todo el equipo de trabajo, pero se tornó en desesperanza conforme avanzaba el curso académico 1983/1984 y un elevado número de alumnos dejaba de asistir a las clases que se impartían de las distintas carreras, manteniéndose no obstante en un buen nivel el Curso de Acceso a la Universidad para mayores de 25 años. El fracaso de esta experiencia supuso la finalización de la impartición de carreras universitarias en la UNED de Elda en el siguiente curso, presentando la dimisión el Coordinador en septiembre de 1984.

Luis Esteve Ibáñez (1984-1985). Ante la dimisión de Pavía, el Ayuntamiento nombró como nuevo coordinador de la UNED de Elda a Luis Esteve Ibáñez, que ejerció como tal durante el inicio del curso. Le tocó el difícil papel de sustituir a la persona que había puesto en marcha el proyecto de creación de la UNED. Su principal empeño fue fomentar el servicio bibliotecario del centro y mantener el Curso de Acceso a la Universidad para mayores de 25 años, el cual, como veremos más adelante, se constituyó como la columna vertebral del centro de Elda. En el mes de enero de 1985, Luis Esteve presentó su dimisión como coordinador por motivos profesionales que le impedían la continuidad en su responsabilidad.

Luis García Navajas (1985-1995). Tras el periodo de transición del curso anterior, Luis García Navajas asumió la coordinación del centro en febrero de 1985. El objetivo principal del nuevo coordinador fue dotar a la UNED de Elda de una estabilidad que facilitara su todavía joven implantación en la localidad. Para ello se fijó un objetivo claro: fortalecer el Curso de Acceso para mayores de 25 años. Su visión era clara, ya que es la puerta de entrada a la Universidad y en la UNED el acceso principal es dicho curso. Para ello contó con el apoyo necesario del Centro Asociado de Elche, coordinado en aquellas fechas por Gaspar Mora, que depositó una gran confianza en las posibilidades de crecimiento que tenía el centro de Elda. Su empeño se concentró en la tutorización de las diferentes asignaturas obligatorias y optativas. Sus frutos no tardaron mucho en llegar, y de forma paulatina se fue incrementando el número de alumnos que formalizaban la matrícula en el Curso de Acceso.

Otro de los aspectos que podemos contrastar con el paso del tiempo es que la afluencia de alumnos ha sido proporcional a las diversas crisis que ha experimentado la industria del calzado en las últimas dos décadas. Aquellos años en los que la comarca ha vivido periodos críticos en la industria, ha repercutido en la UNED con un incremento de alumnos que decidieron dedicar su tiempo al estudio.

En 1990, el Ayuntamiento realizó una reubicación de los diferentes edificios municipales, entre los que contaba los bajos del edificio San Cristóbal, planteándose el traslado de la sede de la UNED a otras dependencias. Se realizó un primer cambio en el curso 1990/1991 al Instituto Azorín y otro posterior, en el curso 1991/1992, al Colegio Público El Negret, donde permanecería hasta el año 1998. Este peregrinar por varios edificios de la localidad dificultó la atención que se intentaba prestar al alumnado de la localidad y de la comarca. El trasiego entre diferentes espacios llegó a desconcertar a un elevado número de alumnos que ya no sabían dónde dirigirse. No olvidemos que hasta fecha de hoy la UNED en Elda ha conocido seis ubicaciones diferentes, y dentro del mismo Colegio Público de El Negret, la secretaría cambió hasta tres veces de dependencias, llegando a estar también en el Colegio Público Giner de los Ríos.

La dirección del centro retomó el estudio de la posibilidad de volver a impartir alguna carrera universitaria en Elda, ante la demanda que por parte de un gran número de alumnos se manifestaba. Dicha posibilidad fue descartada ante la imposibilidad material y económica que planteaba, ya que había tres interrogantes que despejar: ¿Qué carreras tenían más demanda?, ¿qué asignaturas se iban a tutorizar? y, además del Ayuntamiento de Elda, ¿quién más iba a aportar presupuesto? Tras un periodo de consultas con el Centro Asociado de Elche y con la sede de la UNED de Madrid, se llegó a la conclusión de la enorme dificultad tanto técnica como económica para la implantación de carreras en nuestro centro, más si cabe después de la primera experiencia que no se desarrolló de la manera cómo hubiera sido deseable. Tengamos en cuenta que en la UNED se imparten 26 carreras universitarias, con un total de 1393 asignaturas en total, y hubiera creado un conflicto de intereses la decisión de qué carreras y qué asignaturas se impartirían en detrimento de otras, aparte de preguntarnos ¿quién lo iba a sufragar? Uno de los últimos objetivos que García Navajas señaló fue el de establecer un marco de garantía y de compromisos en las relaciones entre el Centro Asociado de la UNED de Elche con el Ayuntamiento de Elda y el centro de la UNED. En 1995 se iniciaron contactos con la Corporación local con el fin de concretar el modo de realizar un acercamiento entre las dos entidades, y así se mantuvieron hasta que fructificaron un año más tarde.

Apertura del II Seminario de Historia, celebrado en diciembre de 2002.


Félix de Mena del Corral (1995-2001). En el año 1995, Luis García Navajas dimite como coordinador, asumiendo su puesto Félix de Mena del Corral. Al igual que en el periodo anterior, Félix recoge el relevo consolidando el proyecto de centro de estudios universitarios alrededor del Curso de Acceso a la Universidad para mayores de 25 años. Como aspecto muy positivo en este periodo, podemos resaltar el convenio entre la Junta Rectora del Patronato del Centro Asociado de la UNED de Elche y el Ayuntamiento de Elda, suscrito el 12 de agosto de 1996, que vino a formalizar solemnemente las relaciones mantenidas entre el Ayuntamiento de Elda y el Patronato de la UNED de Elche y, como consecuencia, la consolidación de la Extensión en nuestra localidad. Por medio de este convenio, el Ayuntamiento se comprometía a continuar con el mantenimiento, mobiliario, secretaría, profesorado, así como dotar al centro de suficientes instalaciones. Y como aspecto más novedoso, se incluyó la participación del alcalde de Elda en la Junta Rectora del Patronato del Centro de la UNED de Elche. En 1998, el centro de la UNED vuelve a conocer un nuevo traslado de sus dependencias, esta vez al Instituto de la Torreta, compartiendo parte de las instalaciones con la Escuela Universitaria de Relaciones Laborales.

Pedro Civera Coloma (2001-2006). En el verano de 2001, Félix de Mena presenta la dimisión, asumiendo en ese momento y hasta este momento dicha responsabilidad Pedro Civera Coloma. El periodo se inicia con una revisión del convenio entre el Patronato del Centro Asociado de la UNED de Elche y el Ayuntamiento de Elda, asumiendo directamente con personal de su plantilla el servicio de Secretaría de la UNED, con el fin de fortalecer la atención al alumnado. Esta modificación se produjo el 12 de noviembre de 2001. Como venimos valorando a lo largo de la historia de la UNED en Elda, su ubicación ha sido un frecuente quebradero de cabeza, ya que en los distintos lugares que ha estado situada ha tenido que compartir dependencias con otras instituciones, y en la mayoría de los casos, alejado del centro de la ciudad. Con Pedro como coordinador se inician conversaciones entre el Ayuntamiento y la Fundación FICIA para la cesión de dos aulas y su salón de actos para la actividad docente de la UNED; estas conversaciones fructifican en un convenio suscrito en el mes de mayo de 2002, trasladándose en julio de 2002 el centro de la UNED a las instalaciones de la FICIA en la Avenida de Chapí. Con ello se cumplía una expectativa desde su nacimiento: estar lo más cerca de los ciudadanos. A la vez, se inician los trámites con Elche para impartir cursos oficiales de idiomas en Elda por medio del Centro Universitario de Idiomas a Distancia. Después de dos décadas de la Extensión de la UNED, se conseguía tener una sede céntrica, cercana a los ciudadanos y con unas instalaciones dotadas de la más alta tecnología: equipo de videoconferencia para clases de profesores desde cualquier lugar en el mundo, aula de informática con algunos de los mejores programas multimedia para el aprendizaje de idiomas, equipamiento de aulas con mobiliario adecuado para la atención de personas adultas, etc. Tanto es así, que para la inauguración de la nueva sede, el 31 de octubre de 2002, se contó con la presencia de la rectora de la UNED, Araceli Maciá Antón, además del alcalde, Juan Pascual Azorín, y del director de la UNED de Elche, Juan Manuel Ortigosa.

Inauguración de la nueva sede de la UNED en Elda, en las instalaciones de la Fundación FICIA, acto que contó con la rectora nacional, Araceli Maciá Antón, en primer plano. 31 de octubre de 2002.


Así comenzó el curso académico 2002/2003. Además del Curso de Acceso a la Universidad para mayores de 25 años, se añade el nivel básico de los idiomas: Alemán, Inglés, Italiano y Francés, presentando una oferta educativa atractiva a la ciudadanía, en una sede moderna y cercana. Además, se continúa ofreciendo un servicio directo a los estudiantes de carreras de la UNED, evitando desplazamientos al centro de Elche al realizar todos los trámites administrativos en Elda y acudiendo a Elche a las clases y exámenes.

Al finalizar el curso académico 2002/2003, en el verano se inicia una nueva experiencia en colaboración con la concejalía de Juventud: la celebración de cursos de verano, dirigido a jóvenes estudiantes y público en general.

El inicio del siguiente curso, 2003/2004, tuvo un comienzo cultural importante, ya que la apertura del curso académico se realizó con un homenaje a los 100 años del título de Ciudad que Elda celebraría a lo largo de todo el año 2004, y su lección inaugural de José Ramón Valero así lo reflejó.

Paralelamente, se mantienen contactos con la Obra Social de la CAM con el fin de favorecer la realización de forma conjunta de cursos de informática, para facilitar el aprovechamiento de las nuevas tecnologías a toda la población. Este primer contacto supuso la participación plena de la CAM en la segunda edición de los Cursos de Verano, en 2004, con la colaboración de las concejalías de Juventud y Cultura.

Intervenciones del historiador José Ramón Valero y los escritores Antonio Porpetta y Elia Barceló, protagonistas en la apertura del curso en los últimos años.


El inicio del curso 2004/2005 se realiza de manera solemne, contando con la participación del vicerrector de Alumnos de la UNED, dictando la lección inaugural de José María Martínez Cachero, catedrático de la Universidad de Oviedo y miembro del Jurado del Premio Príncipe de Asturias. De esta forma, el acto inaugural del curso le convierte en una referencia cultural y educativa en la población.

Así llegamos al inicio del curso 2005/2006, en el que la apertura del curso académico la realiza la personalidad eldense Elia Barceló Estevan, profesora de literatura en la Universidad de Innsbruck y una de las escritoras de ciencia ficción en lengua española con más proyección internacional.

En este último año, se detecta que, tras el traslado de las instalaciones de la UNED a la FICIA, el incremento de alumnos se llega a triplicar en el Curso de Acceso a la Universidad para mayores de 25 años, con un total de 110 alumnos y se mantiene una media de 80 personas matriculadas en los idiomas y alrededor de 225 en las diferentes carreras universitarias en sus diferentes cursos. A estas cifras debemos añadir los 54 alumnos matriculados en el primer curso de la Universidad Abierta para mayores de 55 años, una nueva oferta educativa que desde la extensión de Elda se ofrece a aquellas personas que quieren orientar de otro modo su tiempo de ocio. De esta manera, llegamos a un total de 450 alumnos matriculados de media por curso, lo que hace del centro una referencia educativa para la comarca.

Conclusiones y agradecimientos

Desde la coordinación de Pedro Civera se ha incidido en el servicio de orientación a los estudiantes de la UNED, recomendando estudios y formación complementaria adecuada a los perfiles de cada alumno, aconsejando itinerarios formativos ajustados a las necesidades personales y/o profesionales de cada uno. Igualmente, un aspecto importante a lo largo de la existencia de la Extensión de la UNED en Elda ha sido la celebración de actividades culturales alrededor de su experiencia docente: talleres y conferencias de poesía en los cuales ha participado, entre otros, Antonio Porpetta; charlas sobre la educación a distancia en una sociedad industrializada y un sinfín de actividades que tienen su culminación en el ciclo de conferencias de mayo de 2004 sobre los 100 años de la Ciudad de Elda. Son muchos los retos que se plantea la UNED en nuestra ciudad. Quizá el más cercano sea reforzar su actividad académica de los Cursos de Verano, con el fin de generar un espacio de formación estival que suponga a la vez una referencia en la programación general de Madrid. Después de tantos años de demanda por parte de los alumnos de la implantación de carreras universitarias, el establecimiento de los cursos virtuales mediante internet y el uso de las nuevas tecnologías han venido a paliar dicho hueco. El objetivo ahora está en mejorar dicha herramienta y rentabilizar su utilización por parte de los alumnos.

Integrantes del primer curso de la Universidad Abierta para mayores de 55 años, junto a profesores y autoridades en la clausura del curso 2005-06.


Los protagonistas activos de cualquier universidad no son otros que los alumnos. A lo largo de estos 25 años han sido miles los que han pasado por nuestras diferentes aulas y oficinas. La peculiaridad de la UNED ha hecho que algunos de ellos hayan terminado como profesores del centro, como son los casos de Emilio Verdú, Francisco Soriano y José Manuel Guardia, lo que sirve como referente a futuros alumnos. También hay que tener en cuenta que la UNED ha sido y será un espacio de estudio y de encuentro, donde se han conocido muchas personas que han iniciado una amistad que se mantiene tras el paso del tiempo. Son frecuentes los encuentros de antiguos compañeros, y en algunos casos hasta de matrimonios surgidos entre alumnos que se han conocido en clase. Esto indica que la UNED es un elemento vivo. Gracias a todos los alumnos que han depositado su confianza en una universidad como la nuestra.

Queremos el agradecimiento también a nuestros profesores, piedra angular del sistema educativo. Sin ellos no existe la docencia (del latín docere: instruir, enseñar), a todos y cada uno de ellos debemos agradecer su empeño y dedicación a un alumnado que después de su jornada laboral se sumerge en las aulas a la búsqueda del conocimiento. Han sido más de 30 los profesores que han ejercido en nuestro centro y nombrarlos a todos sería muy extenso. Muchas gracias. Otro de los elementos a resaltar es el de aquellas personas que, en gran medida, han aportado su grano de arena para hacer un gran centro universitario en Elda; me refiero a las personas que han desempeñado labores de secretaría, conserjería, biblioteca, etc. No podemos olvidarnos de Fina Poveda Rizo, que durante tantos años fue el alma del centro, y de Mª Salud Sánchez, primera secretaria del centro, que junto a otras personas hicieron posible lo que hoy es la UNED. A todos ellos desde aquí les damos las gracias por lo que nos han aportado, detrás de un aula preparada para dar clase han estado ellos con su trabajo. Y debemos agradecer también al Ayuntamiento de Elda la sensibilidad que ha tenido y tiene con una universidad como la UNED. Gracias por haber hecho vuestro este proyecto.

Publicado en la revista Alborada, diciembre de 2006.

 

Contacto

Servicios al estudiante

Centro Atención a Usuarios

Recursos

Redes Sociales

Patronos